Un grupo de filántropos naturalistas y amantes del deporte al aire libre, que ha conectado recursos y se ha llenado de valor para sacar adelante esta nueva marca de aventuras para ciclistas.

Desde diferentes partes del mundo nos inspiran causas, sociedades, acciones, elementos y principios,que transformamos en ideas y promovemos mediante proyectos.

MISIÓN

Honua Cycling nace de la unión de pasiones para ofrecer una alternativa a la ropa de ciclismo y el cuidado del medio ambiente. Una búsqueda del equilibrio entre la elegancia y la tecnicidad, el confort y lo estético, lo práctico y a veces tan sencillo. Una conexión entre el deporte y la naturaleza.

VISIÓN

Pretendemos mejorar el mundo que nos permite practicar deporte al aire libre y disfrutar de verdaderos espectáculos naturales. A través de un concepto que inspira una marca, queremos conseguir que te sientas un ciclista honua y vivas esta experiencia con nosotros. 

PASIÓN

Nos unen los valores más humanos y naturales: simplicidad, sinceridad, amabilidad, sostenibilidad y comunidad. 

No importa quienes seamos ni de dónde vengamos, valoramos nuestras capacidades de evolución y adaptación al entorno que nos rodea. Siempre aportando lo mejor de nosotros mismos y mirando hacia un mundo mejor.

Conoce el equipo honua

Águila imperial ibérica.

Endémica de la Península. Ágil, rápida, audaz  y con un pico poderoso. Siempre nos vigila desde arriba para no dar un paso en falso. Adora dar grandes paseos por las  Sierras de monte mediterráneo y, a veces, opta por pinares del Sistema Central. Su característica principal: un traje para cada ocasión, su plumaje cambia de manera asombrosa a lo largo de los años.

Tortuga mora.

A pesar de su escasa velocidad consigue llegar a todas partes, ¡sin prisa pero sin pausa!. Presume de una vista excelente y un gran sentido de la orientación, no deja escapar ningún detalle. Su tranquilidad mantiene el equilibrio del equipo. Se decanta por largas rutas áridas con predominio de matorrales y pequeños arbustos, llanear es su pasión y cuando nadie la molesta, sube alguna que otra montaña mediterránea. Amante de la naturaleza y pacífica con el resto de especies. Prefiere no molestar. 

Quebrantahuesos.

Casualidad que este miembro del equipo comparta nombre con una de las carreras cicloturistas más importantes del país. Este buitre en peligro de extinción es una especie única: de gran tamaño y potencia, capaz de alcanzar grandes velocidades durante su trayecto y altamente competitiva. Pieza clave de un equipo de ciclistas. Difícil de saciar su apetito, se decanta por paisajes con grandes acantilados, zonas rocosas y retos que parecen inalcanzables. Para descansar, prefiere avituallamientos tipo cueva escondida en plena naturaleza donde nadie le pueda molestar.

equipo-honua
honua ropa ciclista

Lince ibérico.

Aspecto robusto y de patas largas. Excelente instinto para detectar el peligro y desafiarlo. Se caracteriza por un gran mimetismo que le permite aceptar cualquier cambio inesperado en su camino. Sin miedo a salir de su zona de confort antes nuevos retos. Rápido y ágil con necesidad de altas dosis de actividad física. No se conforma con un simple paseo en bicicleta. Su instinto lo induce a encontrar las rutas más profundas entre bosques mediterráneos bien conservados, preferiblemente en zonas restringidas de España y Portugal. Desde 1966 el felino más amenazado del mundo. 

Oso pardo.

Nuestro miembro más tímido, tranquilo y astuto. Su fama de agresivo lo precede, sin embargo este gran ejemplar con personalidad única, sólo pretende defender a los suyos y no sentirse amenazado por la especie humana. Protector insuperable de su equipo y amante de la cultura tradicional. Se decanta por tranquilos paseos en plena naturaleza y a penas se deja ver. Deja huella por donde pasa y toma decisiones precavidas. Durante su periodo de hibernación, se encierra en la cueva para investigar sobre grandes avances tecnológicos sin que nadie lo moleste.

Estas 5 especies se encuentra en grave peligro de extinción, a excepción del águila imperial ibérico que en los últimos años experimenta mejoras. 

Nos identificamos con ellas por su cualidades naturales. Nosotros como seres racionales, seguimos nuestro camino y perseguimos nuestras metas. Intentemos entonces que nuestras acciones no intervengan en su sus vidas y permitamos que continúen con nosotros durante muchos años más. Si destruimos su hábitat también los destruimos a ellos.